miércoles, 23 de septiembre de 2009

¿Cómo gestionar una campaña de banners en Internet?

Autor: Javier Gosende

Los banners han sido una de las herramientas más antiguas y usadas en la promoción de una página web. Conozca todo lo que necesita saber para gestionar correctamente su campaña de promoción de banners.

Un banner es un formato publicitario en Internet que consiste en incluir una pieza publicitaria dentro de una página web. Su objetivo fundamental es atraer tráfico hacia el sitio web del anunciante que paga por su inclusión. Todo tipo de sitios web son susceptibles de incluir toda clase de banners y otros formatos publicitarios, aunque en la mayoría de los casos, son los sitios con contenidos de mayor interés o con grandes volúmenes de tráfico los que atraen las mayores inversiones de los anunciantes.

La publicidad en banners ha ido copiando los modelos tradicionales de publicidad offline. En el caso del banner su origen está en las vallas publicitarias que vemos en las calles. Son anuncios llamativos que difícilmente podemos dejar de ver. La publicidad con banners son anuncios que vienen integrados en la información que se nos presenta en una web y difícilmente podemos decidir si queremos verla o no.

Tipos de Banners

De acuerdo al diseño, los banners publicitarios pueden ser estáticos o animados. Los primeros son diseñados a partir de archivos gráficos .jpg o .gif y normalmente no poseen movimiento, éstos permanecen estáticos en la misma página Web hasta que se elimina. Por el contrario, los banners animados si poseen movimiento o animación. Son diseñados a partir de películas flash o archivos .gif animados.

Los banners se miden en pixeles y sus medidas suelen ser variables, no existen aún medidas estándar. De acuerdo a su forma geométrica los banners pueden ser rectangulares verticales, rectangulares horizontales, cuadrados y circulares. También los banners se pueden clasificar dependiendo de la ubicación donde se coloque la pieza publicitaria.

Los formatos de banners más utilizados por los anunciantes son:
  • Banner Superior:Banner en forma rectangular y con orientación horizontal que se coloca en el top de la página. Dada su excelente ubicación es el que capta la mayor atención de los lectores de un portal. Por consiguiente es uno de los más efectivos.
  • Robapáginas:Banner rectangular vertical que está muy bien integrado en las páginas y en sitios estratégicos donde el usuario no se siente molestado por la publicidad. Normalmente se ubica al lado del contenido de un artículo. Posee una muy buena efectividad
  • Rascacielos:Banner rectangular vertical con un tamaño promedio de 100x600 a 120x700 pixeles. Se coloca normalmente al lado derecho de la página web. Formato ideal para branding a través de acciones de rotación general, que además registra un ratio de eficacia muy alto.
  • Botones: Son banners más pequeños, generalmente cuadrados y rectangulares. Pueden ser estáticos o dinámicos, fijos en secciones o en la página home. Son “clickables” en muchos casos y situados en puntos diversos dentro de la composición de la página.
    Interstitial o Cortinilla:Banner que toma toda la ventana del navegador. Generalmente aparecen antes de cargar la página home de un sitio web. Posee una duración breve (menos de 12 segundos).
  • Pop-Up Window: También llamados ventanas flotantes. Al acceder a la web, se abre un microsite o ventana sin que sea solicitada por el usuario y puede cerrarse en cualquier momento, puede incluir un link a la página del anunciante. Su principal inconveniente es que resulta muy molesto, pero por otro lado tiene la ventaja de que llama la atención y se descarga más rápido que la página.

Puntos a tomar en cuenta para el buen diseño de un banner

-El banner se debe cargar rápido, los banners no deben tener más de 15 kb de tamaño.
-No sobresaturar de texto, colores e imágenes el banner.
-Es recomendable incluir algún logo, dirección web o identificación gráfica de nuestro sitio.
- Asegurarse que el enlace o link del banner lleva a la web adecuada.
- Probar el banner con diferentes navegadores web.
- Crear varias versiones para medir eficacia (Test A/B).
- Los banners animados tienen mayor facilidad para capturar la atención sobre banners estáticos.
- Incluir llamadas a la acción “haga clic aquí”.
- No usar demasiados marcos en los banners animados.

El precio y contratación de una campaña de Banners

Las tarifas de los banners dependen de varios factores. Dependiendo del tráfico del portal donde se anuncie el banner, el tamaño del banner y la ubicación de éste, el precio será mayor o menor.

A mayor tráfico web que tenga un site más costoso será publicar el banner, cuanto mayor sea el área en píxeles del banner más costoso será su promoción y mientras mejor ubicado esté el banner también más costoso será la campaña. Dado que nuestro presupuesto no es infinito debemos buscar el banner que sea más eficaz en captar visitas con la menor inversión de dinero.

El modelo comercial de contratación de banners es sencillo: el sitio web del anunciante vende impresiones o páginas vistas. Este modelo está basado en dos tipos: pago variable o por impresiones y pago por tarifa plana.

En el pago por impresiones los precios de los banners se guían por la medida del CPM (coste por mil) que es el precio que se paga por el banner cuando se muestra 1000 veces en un sitio web. El CPM en portales web se mueve entre los 5 euros a los 50 euros, dependiendo del tráfico y segmentación del sitio web. Por ejemplo, si el CPM de un sitio web es de 20 euros, esto significa que si un anunciante quiere comprar 40.000 impresiones en un mes el contrato total quedaría en 40.000 impresiones x 20 coste por mil / 1000 = 800 euros

En el caso del modelo de pago por tarifa plana, se paga una cantidad X para que el banner se muestre siempre en un sitio web durante un período de tiempo determinado. En este caso es importante conocer las estadísticas de páginas vistas de un sitio web para medir el alcance de la campaña.

Para conocer las tarifas de publicación de banners de los portales normalmente estos sitios web poseen una sección pública con el listado de precios. Las tarifas estarán esquematizadas de acuerdo al tipo de banner que soporta el sitio web.

Efectividad de los Banners: ¿Cuánto me cuesta una visita que viene por un Banner?

La efectividad del banner se mide por dos vías: el branding o recuerdo de marca y el número de visitas que nos puede traer el banner en el caso de que este sea “clickable”. Con respecto al segundo caso se toma como medida el % de CTR o % de “Click Throught” que consiste en el número de veces que alguien ha hecho clic sobre un banner en relación al número de veces que se ha mostrado dicho banner (número total de impresiones). Por ejemplo, si un banner se ha mostrado 1000 veces en un día y se han hecho 40 clics, el CTR es 4%. Esta tasa de CTR puede variar muchísimo en función de cada campaña de publicidad, pero se puede considerar situada en términos normales si ronda entre el 0,1% y el 1%.

Teniendo estos valores promedio de CTR podemos inferir el costo unitario de una visita a nuestro sitio web a través de una campaña de banners. Por ejemplo, si deseamos invertir 2000 euros en un mes en una campaña de banners en la cual se garantiza unas 150.000 impresiones, podremos estimar que el máximo de visitas que se obtendrán para ese mes será el 1% de 150.000 que son unas 1.500 visitas. Dividiendo los 2.000 euros entre las 1.500 visitas resulta que el coste de obtener una visita a la web del anunciante es de 1,33 euros. Dicho coste unitario se tendrá que comparar con los costes unitarios por visita de otras herramientas de marketing en Internet (e-mail marketing, posicionamiento en buscadores, enlaces patrocinados).

Los portales que publican los banners normalmente proveen al anunciante de una plataforma online donde se pueden monitorear día a día los clics e impresiones de los banners que se han contratado. De esta forma se puede ir midiendo la efectividad de la campaña de promoción.

Conclusiones

Los banners suelen ser una herramienta de marketing en Internet muy provechosa para mejorar el branding de la empresa y atraer grandes caudales de tráfico web. Sin embargo, como toda herramienta de marketing, si no se gestiona correctamente, pasa a ser una alternativa muy costosa. Gestionar una campaña de banners pasa por buscar el portal adecuado para promocionarlo y el diseño gráfico que mejores resultados proyecte de acuerdo a nuestro presupuesto. A pesar de que existen datos históricos y tendencias sobre las prácticas que mejor funcionan, solamente con la experiencia de probar varias campañas es que podremos ir perfilando poco a poco nuestra estrategia para llegar a crear el banner perfecto.

Fuente: Microsoft