viernes, 25 de abril de 2008

Del cease and desist al seo and resist

La libertad de expresión es una de las características más llamativas de las sociedades democráticas, pero opino que se trata de un derecho sobrevalorado, que se engloba en una concepción errónea por parte de muchas personas de los ordenamientos jurídicos occidentales. En efecto, se tiende a proclamar ciertos derechos como absolutos, cuando una de las características del Derecho que rige las sociedades democráticas es la relatividad de los mismos, y de la dialéctica que rige entre ellos y que configura sus límites. En otras palabras, la libertad de expresión es naturalmente un derecho, pero también lo son la intimidad y el honor de las personas, la propiedad, la competencia leal, la publicidad no engañosa y un largo etcétera. Es por ello que cualquier ordenamiento jurídico, como no podría ser de otra forma, establece unos parámetros que regulan la coexistencia de todos ellos y marcan sus respectivos límites.

Dicho esto, centrémonos en el tema original del post. Sucede en ocasiones que una empresa o particular ve su reputación dañada por una serie de comentarios negativos en Internet. ¿Cual debería ser su reacción para proteger su reputación online?. Es difícil generalizar ya que cada situación es distinta y debe estudiarse la mejor solución caso por caso. Para simplificar la cuestión, supongamos que se trata de comentarios no muy graves en unos pocos foros ("la empresa x da un mal servicio"). Bajo el nombre "estrategia cease and desist" entiendo aquella serie de medidas que podemos tomar para intentar erradicar esos comentarios negativos de la red, y que van desde intentar convencer amablemente a los propietarios de las web de que retiren los comentarios negativos a enviarles cartas amenazantes de nuestros abogados, lo que en terminología americana se conoce como cease and desist letters. En la inmensa mayoría de los casos esta estrategia es errónea y produce resultados contraproducentes, entre otros motivos porque:

- Implica una alto coste en tiempo y dinero. Y si llegamos a juicio ya ni les cuento (recuerdan la maldición "tengas juicios y los ganes"…)

- Más importante aun, el "efecto boomerang" y que la estrategia tenga como resultados aun más comentarios negativos de nuestra empresa. Internet está llena de ejemplos de este tipo. Y puede darse la paradoja de que "gracias" a nuestras acciones unos pocos comentarios negativos se multipliquen y seamos la "comidilla" de la red.

Mi consejo es optar, si no hay razones de mucho peso que lo desaconsejen, por una "estrategia de seo and resist". Una estrategia de este tipo tendría entre otras características:

- Obrar con prudencia y paciencia.
- No sucumbir a la tentación de responder a los comentarios negativos
- Planificar de una forma inteligente el uso de técnicas SEO, para que de una forma ética se posicionen en los buscadores resultados neutros o positivos sobre nuestra empresa y desplacen los negativos más allá del Top 10 de los principales buscadores.
- Evitar el web spam.
- Evitar igualmente spam en foros o blogs.

En definitiva, se debe obrar utilizando las posibilidades que nos ofrece la red de una forma ética y responsable, teniendo siempre en mente que los "remedios" no sean peores que la enfermedad.

Fuente: Albert Mora