martes, 6 de mayo de 2008

La importancia del long-tail en SEO - un caso práctico

Autor: Pere Rovira

Mucho se habla del long tail, uno de esos conceptos que de repente se ponen de moda, como web 2.0, social media o behavioral targeting.

Brevemente, el long tail se refiere a la estrategia de captación de nichos de mercado que tan buen resultados da a empresas como Amazon.com. Por ejemplo, se dice que Amazon.com gana más dinero con los libros de los que vende menos de 3 unidades al año que con Harry Potter.

El concepto long tail es muy útil aplicado al SEO


Os recomiendo hacer el siguiente experimento:
  • Sumad el tráfico que generan las 10 palabras clave que más tráfico orgánico os traen a vuestro sitio web
  • Obtened el tráfico que genera el resto de palabras clave: llamaremos a este tráfico el “tráfico orgánico long tail”
  • Sacad conclusiones: ¿qué porcentaje del tráfico representa vuestro long tail de palabras clave? ¿el 20%, el 40%, quizás un 60%?
Un caso práctico: el potencial del long tail en SEO

El peso específico de vuestro long tail es una buena medida del potencial de crecimiento de vuestro tráfico orgánico. Como muestra, el siguiente ejemplo.

Con un amigo hemos montado una web de videos. En unos pocos meses hemos conseguido un buen posicionamiento en Google para la palabra “videos”. Esta palabra, junto a unas cuantas combinaciones más como “videos de humor” o “videos divertidos”, constituye nuestra fuente principal de tráfico orgánico. Es nuestro “head”; el resto de palabras de búsqueda es el “long tail”.

En un principio, mi amigo y yo pusimos mucho esfuerzo en posicionarnos para el head, puesto que nos aportaba la mayor parte del tráfico.

Sin embargo, llega un momento en que las palabras del head simplemente ya no aportan más tráfico, principalmente porque ya no podemos mejorar el posicionamiento para esos términos (o bien somos primeros en Google, o bien existen competidores imposibles de superar como Youtube o Tu.tv, en el caso de los videos por ejemplo).

Es el momento de apostar por el long tail. Estas son las estadísticas de nuestro long tail:
  • Febrero: el long tail representa el 33% del tráfico orgánico
  • Marzo: el long tail representa el 35% del tráfico orgánico
  • Abril:el long tail representa el 39% del tráfico orgánico
En volumen de tráfico, este cambio se traduce en que de Febrero a Abril, nuestro tráfico long tail ha crecido un 58%. He hecho algunos cálculos, y he llegado a la conclusión de que si logramos mantener este ritmo de crecimiento, a finales de año el long tail nos aportará más de la mitad del tráfico total de nuestra web.

¿No está mal, no? Una fuente de tráfico muy minoritaria en un principio, puede ayudarnos a doblar la audiencia en el plazo de 7 meses.

Los límites del long tail los marca tu imaginación

Algunos podrán decir que es imposible que mantengamos el mismo ritmo de crecimiento del long tail. Poco a poco, me diréis, las palabras de búsqueda del long tail también alcanzarán un tope de tráfico, y el tráfico long tail se estancará.

Sin embargo, el long tail es por definición inagotable. Por ejemplo, en nuestra web de videos publicamos diariamente nuevos videos, es decir, alimentamos nuestro long tail con nuevas palabras de búsqueda potenciales. Lo único que tenemos que hacer es seguir publicando contenidos nuevos, procurando no repetirnos y abrazar más y más palabras y combinaciones de palabras.

El long tail, una mina para los medios de comunicación

La conclusión de este caso práctico es que el long tail, bien trabajado, puede hacer muchísimo por nuestro crecimiento en tráfico orgánico. En nuestro caso, nos llevará a doblar la audiencia en 7 meses.

¿Qué hay de vuestros long tail? ¿Cómo pueden ayudaros a incrementar vuestra audiencia?

Especialmente si trabajáis en medios de comunicación (y aquí por supuesto incluyo desde el medio más grande hasta las redes de blogs, pasando por el blog personal) el long tail es especialmente relevante para vosotros.

Fuente: WebAnalytics.es/Blog