viernes, 18 de abril de 2008

Una agencia ofrece el cuerpo humano como soporte publicitario

Más allá del hombre-anuncio tradicional, la agencia de marketing Poko Frecuente ofrece a los anunciantes el cuerpo humano como soporte, algo que los países anglosajones ya han probado y que en España tan sólo el nadador David Meca ha sabido explotar.

“El medio es tan importante como el mensaje” señala Daniel Aguirre, director de Poko Frecuente. El Soporte Corporal (http://www.soportecorporal.com/) actualiza la idea del hombre-anuncio para convertirlo en un hombre-marca. “Es quizá el soporte completo de cuantos ha conocido la publicidad: llamativo, novedoso, móvil, interactivo, cercano, inteligente y ecológico”, apostilla Joan Alvares, impulsor de Soporte Corporal.

Cualquier persona mayor de edad puede ofrecerse como soporte. Será el anunciante quien, en función de su target y del mensaje que quiera dar en cada momento, pedirá los perfiles que precise. La única condición: “que sean personas extrovertidas que, por su trabajo o estilo de vida, frecuenten sitios concurridos”.

Frente, manos, brazos, espalda, torso… cualquier parte del cuerpo es susceptible de convertirse en soporte si cumple los requisitos de visibilidad. Por ejemplo, durante el periodo de verano, el torso de un socorrista es un espacio publicitariamente interesante para anunciar un gimnasio, una crema solar…

El soporte corporal llega a espacios vetados a los soportes convencionales. Aguirre recuerda que, en todos los casos, la publicidad “es temporal, normalmente contratada por un período de un mes” y que en ningún caso se considerarán propuestas para tatuar una marca de forma permanente.

Casi cualquier firma puede publicitarse mediante soportes corporales, con algunas salvedades. “No aceptaremos mensajes políticos o religiosos, contenidos sexuales, ni tampoco publicidad de tabaco o alcohol”, explica Daniel Aguirre, que recuerda “el cuerpo es un soporte muy llamativo para el público joven”.

Fuente: MarketingNews