jueves, 24 de julio de 2008

SEM, SEO y SMO

Autor: Guillermo Martorell

Los que nos dedicamos al marketing pecamos a menudo de utilizar palabras y acrónimos incomprensibles para la mayoría de personas. Últimamente se oyen bastante los términos SEM, SEO y SMO que, al ser herramientas fundamentales para el Marketing Democrático, vamos a tratar de explicar brevemente:

SEM (Search Engine Marketing)

Es una forma de marketing en Internet que busca promocionar los sitios web incrementando su visibilidad en las páginas de resultados de los buscadores. Hay dos vías fundamentales de hacer SEM:

1. Pagando por aparecer: El ejemplo más claro de este tipo de acciones son los anuncios que aparecen en la parte derecha de las páginas de Google. Éstos se contratan a través de AdWords, un sistema mediante el cual los anunciantes pagan por aparecer cuando un usuario busca las palabras que ellos han seleccionado previamente.

2. Optimizando la web para aparecer en los primeros puestos: Esto es lo que se llama SEO (Search Engine Optimization). Es el proceso de mejorar el volumen y la calidad del tráfico que llega a nuestra web a través de los resultados “naturales” (no pagados) de los buscadores.

SMO (Social Media Optimization)

Es un conjunto de métodos para entrar en contacto con el público objetivo a través de las redes sociales, blogs, y todo tipo de webs en las que los usuarios participan activamente en foros, dejando comentarios, opiniones, etc.

Cualquiera de estas técnicas nos permitirá incrementar enormemente las visitas a nuestra página web con sólo dedicar algo de tiempo y muy poca inversión. De hecho, en el caso de AdWords, cada visita puede costar tan solo 0,05 € si “compramos” palabras poco demandadas, y podemos poner un límite máximo de inversión mensual.

Sólo un par de consejos para los que empiecen:

- Si vas a hacer SEM (y SEO), la clave está en la selección de palabras.
- Si vas a hacer SMO, son fundamentales la transparencia (no ocultes quién eres) y la honestidad (no ocultes tus intenciones). De lo contrario, tus esfuerzos se te pueden volver en contra.

Fuente: MarketingDemocratico