lunes, 28 de abril de 2008

La web semántica ¿a la vuelta de la esquina?

Cuando la mayoría de los habitantes del planeta no tienen demasiado claro qué es eso de la web 2.0, expertos y gurús hablan ya de las características de la web 3.0 o semántica, cuya implantación ven casi a la vuelta de la esquina. Para entenderse, una búsqueda en internet hoy por hoy se haría de la siguiente manera: hostales Madrid centro; la web semántica permitiría hacerla así: busco hostal en el centro de Madrid para el 20 de mayo.

El presidente de, Google Eric Schmidt, fue preguntado en un congreso en Corea del Sur por el significado de la web 2.0 y la 3.0 y contestó: "Lo primero es marketing, lo segundo se lo ha inventado usted", tal y como aparece recogido en ADN.

Bromas a parte, los rasgos que se supone definirán la nueva red son una mayor simpleza en el manejo y un modo de pensar mucho más humano, internet vendrá a los usuarios, les conocerá y se hará eco de sus necesidades. Y todas estas maravillas, según algunos visionarios, serán viables en un período de tres años. Habrá que verlo.

Un ancho de banda más rápido y con mayor potencia que permita surcar los mares cibernéticos a toda vela y que llegará a todos los hogares son algunas de las promesas que están por cumplir. Al alcance de todos, no sólo por las mayores posibilidades de distribución sino por la existencia de un manejo más sencillo que hará posible una mayor integración de texto, vídeo y audio y una mejora por parte de los usuarios de los programas informáticos, gracias a la utilización de códigos abiertos.

Otra características magnífica será la omnipresencia de la red debido a la multiplicidad de soportes portátiles, véase el iPhone de Apple que es capaz de realizar las mismas funciones que un PC. Éste es considerado como la primera prueba de que el Pc pueda desaparecer, suposición a poner en tela de juicio ya que el ordenador todavía no ha podido suplir al televisor. Otras bondades que internet aportará a los usuarios serán el libre tráfico de datos y la gratuidad de los contenidos que circulan por la red y más aplicaciones y mayor segmentación en las redes sociales.

Sin embargo hay que señalar que es innegable la existencia de una brecha digital abismal y que internet no todavía no llega a muchísimas partes del globo. Por otra parte, los mayores usos que de ella se han hecho han sido comerciales y nada apunta a que vayan a dejar de serlo. Internet facilitará la vida de los usuarios a la par que sus perfiles personales y profesionales en redes sociales y sus búsquedas en Google van a parar a los anunciantes para seguir ahondado en los conceptos de publicidad segmentada.

Fuente: MarketingDirecto